Joy Laville, arte único como huella dactilar

Joy Laville, escultora y pintora originaria del Reino Unido, pero nacionalizada mexicana, fue artista como pocas en el sentido de sus obras, en la huella que en ellas imprimía y en como se volvían tan únicas como su personalidad.

Nacida en la isla de Wright, Inglaterra, en 1923, tuvo una infancia feliz frente al mar, sin hacer una carrea oficial dentro de la pintura en su juventud, solo tomando diversos cursos.

En 1946 se traslada a Canadá, viajando a México diez años después, motivada por la curiosidad que le despertó la obra de Diego Rivera y el muralismo mexicano.

Es en San Miguel de Allende, Guanajuato, donde se asentó en el país, formando parte del Instituto Allende, en donde conoce a Roger von Guten, suizo naturalizado mexicano que es considerado como uno de sus maestros.

Fue en 1965 cuando conoció a Jorge Ibargüengotia, escritor y otra figura importante en su vida, con quien se casó en 1973 y siendo unidos por sus pasiones, ya que desde 1977 todos los escritos de Jorge fueron ilustrados por Joy.

Cuando vivía en París, en 1983, Jorge falleció en un accidente aéreo, por lo que un año después decidió regresar a México, en donde se instaló en Jiutepec, Cuernavaca en el estado de Morelos, en donde se mantuvo hasta sus últimos días falleciendo el 14 de abril de 2018.

En cuanto a la descripción de la obra de Joy Laville se destaca por el uso de los colores pastel, así como por la sencillez de los contornos que balancean toda la composición de la pintura. Cada elemento parece expresarse de manera mínima y deliberada.

Tan personal y especial era su obra, que muchos la destacaron frente a otros, al crear espacios de tranquilidad y soledad, tan íntimos como abiertos, una verdadera huella de sus vivencias y personalidad.

“No son simbólicos ni alegóricos ni realistas. Son como una ventana a un mundo misteriosamente familiar, son enigmas que no es necesario resolver, pero que es interesante percibir. El mundo que representa no es angustiado, ni angustioso, sino alegre, sensual, ligeramente melancólico, un poco cómico”, explicó Jorge Ibargüengoitia sobre la obra de Joy Laville.

Si deseas conocer más sobre la vida y obra de este artista, no olvides consultar La Galería de los Sapos, sitio en el que podrás encontrar diversas obras y exposiciones, en un sitio hecho para el arte.

La Galería de los Sapos es un espacio para el arte cuyo objetivo es presentar, ofrecer y difundir la obra de artistas consagrados y emergentes de gran talento. Exhibiendo y ofreciendo obras originales, obra gráfica contemporánea e histórica, fotografía artística, escultura y arte popular.

En cuanto a su ubicación, la Galería de los Sapos se encuentra en: calle 6 sur No.508, col. Centro, Plazuela de Los Sapos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s