Monumento a la Madre, su historia y actual reconstrucción

El Monumento a la Madre es la primera escultura moderna en homenaje a las madres mexicanas, una obra que fue inaugurada en 1949 y que se ubica en el cruce de Sullivan, Villalongín e Insurgentes en la colonia San Rafael en la Ciudad de México.

Este monumento formó parte de un proyecto arquitectónico que se componía de una plaza y un Jardín de Arte, inaugurado por el presidente Miguel Alemán Valdés.

En cuanto al responsable de la arquitectura, estuvo a cargo de José Villagrán García, mientras los diseños de las esculturas fueron del artista mexicano, Luis Ortíz Mnasterio.

El Monumento a la Madre se compone de tres piezas: Un hombre con rasgos indígenas que se encuentra escribiendo, una mujer con una mazorca de maíz que simboliza la fertilidad y una madre con su hijo en brazos en el centro.

En cuanto a la historia del Monumento, fue Rafael Alducín quien impulso la iniciativa del proyecto, siendo fundador del diario Excélsior.

Para 1944 se colocó la primera piedra de la escultura por el presidente Manuel Ávila Camacho, colocada en los terrenos de lo que había sido la Estación Colonia, una de las terminales ferroviarias de pasajeros más importantes de la Ciudad de México y que había sido demolida, siendo formalmente inaugurado el 10 de mayo de 1949.

En otro de sus detalles contó con una placa en el centro, la cual fue cambiada de su forma original, ya que en primera instancia solo decía: A la que nos amó antes de conocernos, pero al considerarse una frase misógina, se añadió el párrafo: Porque su maternidad fue voluntaria.

Actualmente, el Monumento a la Madre busca ser recuperado, después de que colapsara por el terremoto del 19 de septiembre de 2017.

El mayor daño la sufrió su pieza central, la cual cayó de frente y se despedazó completamente, por lo que los trabajos son extensos al buscar regresar el monumento a sus condiciones originales, respetando las características que le imprimió el escultor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los trabajos se encuentran en una segunda etapa, en donde se enfocan a recuperar la escultura principal, mientras una tercera etapa busca reestructurar las esculturas que acompañan al monumento.

Gabriel Mérigo, arquitecto y director del proyecto de restauración, comentó que se espera sea en septiembre cuando se concluyan los trabajos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s