56 Leonard Street / Herzog & de Meuron

La torre de gran altura es un ingrediente importante dentro de la ciudad contemporánea. Sin embargo, las torres han llegado a ser definidas únicamente por su altura y, como un tipo, se han hecho anónimas. Las típicas torres residenciales, aunque son exitosas en la agregación de la unidad de vida, a menudo no mejoran el entorno de vida.

La multiplicación de unidades dentro de formas extruidas simples produce estructuras repetitivas y anónimas sin beneficios adicionales o cualidades arquitectónicas a pesar de las increíbles densidades que alcanzan. Para aquellos que viven en estas estructuras, esta experiencia de igualdad y repetición puede ser relativamente desagradable. 56 Leonard Street actúa contra este anonimato y repetitividad que emana de tantas torres del pasado reciente. Su ambición es lograr, a pesar de su tamaño, un carácter que sea individual y personal, quizás incluso íntimo.

El proyecto se concibe como una pila de casas individuales, donde cada casa es única e identificable dentro de la pila total. Una cuidadosa investigación de los métodos de construcción locales reveló la posibilidad de desplazar y variar las losas para crear esquinas, voladizos y balcones, todas ellas estrategias aptas para proporcionar condiciones individuales y diferentes en cada apartamento.

En la base de la torre, la pila reacciona a la escala y las condiciones locales específicas en la calle, mientras que la parte superior se tambalea y ondula para fusionarse con el cielo. Entremedio, el escalonamiento y la variación en los niveles medios es más controlada y sutil, como en un eje de columna.

Para romper con la tendencia hacia la repetición y el anonimato en los edificios de gran altura, 56 Leonard Street se desarrolló de adentro hacia afuera. El proyecto comenzó con habitaciones individuales, tratándolas como “píxeles” agrupados en una base de piso a piso. Estos píxeles se juntan para informar directamente al volumen y dar forma al exterior de la torre. Desde el interior la experiencia de estos píxeles es como entrar en una serie de grandes ventanales.

La estrategia de ‘pixelar‘ habitaciones también sucede en la sección, creando un gran número de terrazas y balcones proyectados. Si bien evita mirar directamente a un apartamento vecino, estos espacios al aire libre proporcionan enlaces visuales indirectos entre personas, quizás desconocidas, que comparten el edificio.

Estas casas en el cielo, juntas, forman una pila cohesionada, un barrio vertical, algo parecido a los barrios específicos de Nueva York con su distintiva mezcla de proximidad y privacidad en igual medida.

La parte superior de cualquier torre es su elemento más visible y, de acuerdo con esto, la parte superior de 56 Leonard Street es la parte más expresiva del proyecto. Esta expresividad es impulsada directamente por las exigencias del interior, que consiste en diez penthouse de gran escala con amplios espacios al aire libre y espaciosas zonas de estar.

Estos grandes componentes del programa se registran en el exterior como bloques a gran escala, en voladizo y desplazados de acuerdo a las configuraciones internas y el deseo de capturar vistas específicas, lo que finalmente resulta en la expresión escultórica de la parte superior.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s