Castillo de Chapultepec, muestra de la riqueza histórica y arquitectónica de México

Una casa de descanso, un recinto histórico, un Colegio Militar, un palacio de gobierno, un museo, todo ello engobla el Castillo de Chapultepec, un sitio cuya historia es tan grande como la del país mismo.

Tan solo este pasado 13 de septiembre se conmemoraron 170 años de la gesta histórica de los Niños Héroes, quienes el 13 de septiembre de 1847 dieron su vida por defender el honor de la Patria ante la invasión estadounidense.

El Castillo se ubica en el Bosque de Chapultepec, considerado un santuario para el pueblo de Tenochtitlan, siendo el año de 1785 cuando comenzó su construcción.

Considerado el único castillo monárquico en América Latina, el Castillo fue edificado por los ingenieros Francisco Bambitelli y Manuel Agustín Mascaró, pensado como un paraje de descanso, aunque muy poco tiempo fue ocupado como tal.

En 1833 se convirtió en la sede del Colegio Militar, por lo que en 1847 fue el escenario de la Batalla de Chapultepec.

Su periodo más famoso de transformación principal fue en los años de 1864 a 1867, cuando fue ocupado por Maximiliano y Carlota, quienes terminaron por darle los detalles europeos y de castillo monárquico que mantiene en la actualidad. Los trabajos para llevarlo a la modernidad de la época fueron liderados por Ramón Rodríguez Arangoiti y Eluterio Méndez.

Posteriormente, se convirtió en la casa del Observatorio Astronómico, Meteorológico y Magnético de México, del periodo de 1878 a 1883, cuando pasó a ser residencia oficial de gobierno, recibiendo a personajes como Porfirio Díaz, Francisco I. Madero, Venustiano Carrazco y Álvaro Obregón.

Por un decreto realizado por el presidente Lázaro Cárdenas el lugar pasó a estar dedicado al resguardo de colecciones y objetos de personajes de la historia de México, entrando en funciones como el Museo Nacional de Historia a partir del 27 de septiembre de 1944.

Con más de 40 áreas y divido en dos partes, el Castillo de Chapultepec resguarda murales realizados por personajes como Juan O’Gorman y José Clemente Orozco, así como mobiliario del emperador Maximiliano y del general Porfirio Díaz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s