Casas del árbol en las que podrías vivir

Uno de los juegos recurrentes cuando somos niños es tratar de construir una casa del árbol. Algunos de los que hemos pasado los veranos en pueblos lo pudimos hacer realidad, de una u otra manera, aunque fuera con 4 cajas y, la verdad, no demasiado separadas del suelo. Quizá de ahí nos venga el amor por la arquitectura, ¿quién sabe?.

El caso es que la mayoría soñamos de pequeños con tener una cabaña en un árbol. Un lugar donde esconderse, jugar, escalar, descubrir nidos o mirar a las estrellas. Hoy te presentamos ese sueño hecho realidad pero para adultos, es decir, viviendas en árboles. La mayoría, además, muy espectaculares. Esperemos que te gusten.

Luís Rebelo y Tiago Rebelo de Andrade son los autores de estas casas-árbol con forma de serpiente situadas en un parque del norte de Portugal. Los cuerpos largos y estrechos de estos animales han inspirado las formas de este par de refugios.

Cada vivienda comprende un estudio con un baño y una cocina y, en vez de subir entre las ramas, la estructura se mantiene en un nivel plano, que gradualmente se eleva por encima del terreno. La integración con la naturaleza que las rodea y la sostenibilidad fueron los conceptos clave en el proyecto. Para ello se utilizó aislamiento reforzado, reutilización de agua, paneles solares térmicos y bajo consumo de energía por medio de iluminación LED.

Ethan Schlussler ha construido, con sus propias manos, una casa en un árbol hecha de materiales reciclados y un sistema de fijación que no interviene en el árbol que la sostiene. Para llegar a la vivienda ideó su propio «ascensor» con una antigua bicicleta y un sistema de poleas. Levantada con madera de cedro, la estructura de la casa se fija en el árbol sin necesidad de clavos o tornillos. El techo está realizado con láminas de metal recicladas y recuperadas de un antiguo granero. Sin duda, un DIY en toda regla con un resultado fabuloso.

Las habitaciones colgadas en árboles del Treehotel en Suecia (es decir, el «Arbhotel») han sido creadas por diferentes arquitectos. Una de ellas, posiblemente la más espectacular, está diseñada por Tham & Videgård Arkitekter. Se trata de la «Mirrorcube» o Cubo de Espejo. Es de aluminio, mide 4 metros de lado y tiene un acabado exterior de espejo que refleja el cielo y el bosque, de modo que se integra perfectamente en la naturaleza. El interior está realizado en contrachapado y las ventanas ofrecen una visión en 360 grados del bosque. Algunas piezas de mobiliario son diseños clásicos de Alvar Aalto y el acceso al cubo se resuelve con una escalera de cuerda.

La casa Corallo está en mitad de un bosque guatemalteco y, sin alterar el paisaje, el estudio Paz metió los árboles dentro de la misma vivienda. Se utilizó hormigón visto encofrado con maderas rústicas como elemento, generando texturas cuyo lenguaje dialoga con el bosque.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s